International Disability Alliance



Download 457.02 Kb.
Page3/8
Date conversion18.07.2018
Size457.02 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

Cada Estado Parte debe establecer un punto focal dentro del gobierno encargado de coordinar una política nacional sobre la CDPD. Los puntos focales pueden nombrarse a distintos niveles dentro de los gobiernos, pero debe identificarse un punto focal general para coordinar la acción gubernamental en relación con la presentación de informes, el seguimiento, la toma de conciencia y los contactos con otros órganos nacionales e internacionales de aplicación y seguimiento.44 También se insta a los Estados Partes, aunque no se les obliga, a instaurar un mecanismo de coordinación dentro del gobierno para desarrollar políticas, llevar a cabo debates y fomentar la toma de conciencia en materia de derechos de las personas con discapacidad. El punto focal y el mecanismo de coordinación son órganos gubernamentales cuya misión prioritaria será la aplicación de la CDPD.

La Convención también obliga a los Estados a crear un marco para promover, proteger y supervisar la aplicación de la CDPD. El marco debe incluir al menos un mecanismo independiente que tenga en cuenta los Principios de París.45 El marco debe desarrollar actividades para fomentar la toma de conciencia, examinar la legislación existente y los borradores de futuras leyes que traten del cumplimiento con la CDPD, asesorar a agencias gubernamentales sobre la aplicación de la CRD y realizar evaluaciones de impactos sobre los derechos humanos. El marco también debe examinar reclamaciones, realizar investigaciones y emitir informes. Además, debe desarrollar indicadores para supervisar los avances y recopilar información sobre las violaciones de la CDPD.46

El seguimiento por parte de la sociedad civil es el tercer pilar de la aplicación y supervisión nacionales. Las personas con discapacidad y las OPD deben implicarse activamente y ser consultadas en todos los procesos de toma de decisión relacionados con personas con discapacidad, lo que implica su plena participación en el proceso de seguimiento.

El establecimiento de un proceso de seguimiento nacional permite una aplicación continua y una vigilancia constante. También contribuye a garantizar que se desarrollen trabajos a escala nacional para supervisar cómo se llevan a la práctica las recomendaciones del Comité de la CDPD. Las OPD deben colaborar estrechamente en los trabajos de todos los mecanismos nacionales de aplicación y seguimiento, para asegurarse de que el Estado Parte supervise en todo momento la aplicación de la CDPD y avance hacia su plena aplicación.


  1. Recomendaciones para la elaboración de informes paralelos para el Comité de la CDPD

Se alienta a las OPD a que elaboren informes paralelos sobre la aplicación de la CDPD a escala nacional, para que el Comité pueda supervisar de forma eficaz la aplicación de la CDPD en un país determinado. También se alienta a las OPD a que establezcan o refuercen las coaliciones nacionales de la CDPD y a que emitan un informe paralelo basado en consultas y en los comentarios remitidos por los miembros de la coalición.

Un informe paralelo exhaustivo debe abarcar todos los artículos de la CDPD, identificar carencias, subrayar los motivos de preocupación más importantes y formular recomendaciones para impulsar cambios. A continuación se ofrece una breve explicación de cada artículo de la CDPD, junto con una lista no exhaustiva de cuestiones que pueden ayudar a las OPD a identificar carencias en la aplicación de la CDPD a escala nacional. También se aportan sugerencias concretas para garantizar la eficacia de los informes paralelos.

  1. Función de los informes paralelos

La CDPD obliga a que la sociedad civil debe participar plenamente en el proceso de seguimiento47 y permite al Comité a invitar a “otros órganos competentes” a que proporcionen asesoramiento especializado sobre la aplicación de la CDPD en los ámbitos que entren en la esfera de sus respectivos mandatos.48 El Comité, de acuerdo con sus métodos de trabajo, agradece la entrega de informes y otros documentos por parte de OPD internacionales, regionales, nacionales o locales, ya que le permiten comprender mejor los problemas asociados con la aplicación de la CDPD a escala nacional.49 Por lo tanto, las OPD deben considerar la posibilidad de elaborar informes sobre la aplicación de la CDPD en su país.

Para obtener una visión global de la aplicación de la CDPD en un país, el Comité necesita información fiable procedente de las OPD sobre la situación real a escala nacional. La elaboración de un informe ofrece a las OPD una oportunidad única de exponer sus preocupaciones ante el órgano legal internacional responsable de supervisar la aplicación de la CDPD. Así se potencia la capacidad de influencia de las OPD nacionales, que cuentan con una fuente externa legítima a la que formular y exponer numerosas cuestiones sobre discapacidad. También permite fomentar el examen público de las políticas gubernamentales, y puede suscitar un debate sobre la condición de las personas con discapacidad en un país determinado. Los informes elaborados por las OPD también pueden crear un abanico de oportunidades para abrir un diálogo serio con altos funcionarios públicos sobre los esfuerzos que deben emprender los Estados para cumplir con la CDPD, y para influir más eficazmente en la agenda nacional.

Los Estados Partes suelen ofrecer una imagen muy legalista de la situación existente en un país, y muchas veces corresponde a la sociedad civil y a otros órganos de seguimiento independientes aportar información sobre la aplicación real de esta legislación. Los informes de las OPD deben completar la información facilitada en el informe del Estado Parte, sin limitarse a repetirla. Deben identificar las carencias, señalar los ámbitos prioritarios y presentar información específica, fiable y objetiva para ofrecer una evaluación seria e independiente de los avances logrados y de las dificultades observadas a la hora de aplicar la CDPD. Los informes deben poner de relieve los principales motivos de preocupación, y ofrecer información detallada sobre la aplicación práctica de la legislación, los programas y las políticas. También deben identificar los obstáculos que impiden la aplicación de la CDPD a escala nacional, y sugerir posibles soluciones. Sobre todo, estos informes deben aportar recomendaciones concretas que sean específicas del país y limitadas en el tiempo, y que puedan aplicarse de forma realista.50

b. Establecimiento o refuerzo de las coaliciones nacionales sobre la CDPD para la elaboración de informes paralelos

Se recomienda muy especialmente que la elaboración de todo informe paralelo tenga lugar dentro de una coalición nacional de la CDPD. Las OPD deben tomar la delantera al establecer una coalición nacional o reforzar una coalición existente, recurriendo a la elaboración y presentación de un informe paralelo para animar a distintas organizaciones a trabajar juntas. El trabajo dentro de una coalición ofrece la oportunidad de colaborar con otras organizaciones que trabajan con personas con discapacidad, lo que hace posible compartir logros, buenas prácticas, retos y condicionantes, y les permite aprender unas de otras.

La coalición nacional de la CDPD debe ser liderada por un amplio abanico de colectivos de personas con discapacidad. Sin embargo, dado que la CDPD es un instrumento extraordinariamente amplio, para lograr que todos los ámbitos queden cubiertos es importante que la coalición nacional de la CDPD abarque o incluya otras organizaciones de la sociedad civil que trabajen en asuntos cubiertos por la CDPD. Toda coalición de base amplia debería contar con organizaciones dedicadas a asuntos específicos, como la tortura o la administración de justicia, así como organizaciones que puedan disponer de información valiosa sobre categorías específicas de personas con discapacidad, como organizaciones infantiles o de la mujer, u organizaciones que trabajen con personas indígenas, minorías o refugiados. Las organizaciones religiosas y de derechos humanos también pueden disponer de información que podrían aportar al informe. La coalición debe contar con organizaciones situadas en zonas rurales, y no limitarse a las que tengan su sede en la capital. No hace falta que todas las organizaciones se reúnan físicamente, y pueden utilizarse medios de comunicación modernos para coordinar los trabajos relacionados con el informe.

La presentación de un informe paralelo por una coalición de organizaciones de la sociedad civil liderada por una o varias OPD permite hacer un seguimiento más eficaz de la CDPD, gracias a los conocimientos expertos de las organizaciones, la variedad de puntos de vista aportados y la capacidad para presentar una visión amplia de la situación. También garantiza que puedan oírse y tenerse en cuenta, a escala nacional e internacional, los asuntos que preocupan a organizaciones de menor entidad. Además, la elaboración de un informe por parte de una coalición tiende a legitimar en mayor medida la información presentada, y contribuye a evitar las críticas que podría verter el gobierno, alegando que una organización tiene una motivación política, no es fiable o aporta información incorrecta en términos fácticos.51

Para los miembros del Comité, la posibilidad de disponer de un informe exhaustivo en el que se indiquen claramente los principales motivos de preocupación, y que ofrezca recomendaciones para un mejor seguimiento a escala nacional, es un modo de obtener rápidamente una clara visión de la problemática existente en un país, y contribuye a garantizar que los problemas en cuestión se pongan de manifiesto en el diálogo con el Estado Parte y en las observaciones finales. Las recomendaciones formuladas por una coalición nacional tienden a ser más concretas, pueden aplicarse de forma realista a escala nacional y tratan de sensibilidades locales. Los miembros del Comité están sujetos a una intensa presión en materia de plazos y, si tienen que revisar un volumen ingente de informes, es posible que decidan leer sólo unos cuantos, y podrían tener dificultades para priorizar los asuntos que vayan a plantear al Estado Parte.

El informe paralelo también debe divulgarse ampliamente a escala nacional, para fomentar la toma de conciencia sobre los derechos de las personas con discapacidad entre el gran público y los medios de comunicación. Con este fin, la OPD pueden organizar un acto público o una rueda de prensa, para subrayar las preocupaciones y las recomendaciones formuladas en el informe paralelo.

c. Contenido del informe paralelo

No existe un único modelo o formato válido a la hora de redactar un informe paralelo, dado que las situaciones varían de un país a otro, al igual que las prioridades de las personas con discapacidad y de las organizaciones que las representan. Aunque en ocasiones las OPD prefieran redactar un informe paralelo centrado únicamente en una serie de elementos clave, es preferible elaborar un informe paralelo que cubra todo el espectro de la CDPD.

Al elaborar el informe paralelo, los artículos de la CDPD deben leerse en combinación unos con otros, dado que están interrelacionados. Más concretamente, los artículos 1-9 se aplican transversalmente a todos los artículos relacionados con derechos específicos (artículos 10-30). El artículo sobre los principios generales tiene que servir de referencia a la hora de interpretar todos los artículos. Encontramos otros ejemplos de esta interrelación entre los artículos de la CDPD en el Artículo 9: Accesibilidad y Artículo 12: Igual reconocimiento ante la ley, así como en los artículos sobre mujeres con discapacidad y niños y niñas con discapacidad.

El significado de la mayoría de las disposiciones de la CDPD no admite discusión, pero existen ámbitos en los que caben distintas interpretaciones, como se ha comprobado en algunas reservas o declaraciones interpretativas emitidas por los Estados en el momento de la ratificación.52 Como ocurre con otros tratados de derechos humanos, es de esperar que el Comité de la CDPD dé a conocer observaciones generales que aporten una ayuda adicional a la hora de interpretar algunas de las disposiciones de la CDPD. El presente documento orientativo se basa en la interpretación de la CDPD por parte de la IDA, una interpretación que tiene su origen en la participación activa de la IDA y de sus organizaciones miembros en la redacción de la CDPD.

Un documento fundamental en la elaboración de un informe paralelo es el que establece las directrices para la presentación de informes adoptadas por el Comité de la CDPD.53 Los Estados deben seguir estas directrices al elaborar los informes que presentarán al Comité de la CDPD. Con frecuencia, los Estados se limitan a dar respuesta a algunas de las cuestiones incluidas en estas directrices, centrándose principalmente en lo que el Estado ha hecho e ignorando lo que no ha hecho. Por lo tanto, las directrices para la presentación de estos informes constituyen una lista de control muy útil a la hora de elaborar los informes paralelos, que facilita al Comité de la CDPD la tarea de identificar las principales carencias existentes en la aplicación de la CDPD.

Las directrices aplicables a la presentación de los informes iniciales obligan a los Estados a proporcionar información sobre las medidas adoptadas para alcanzar los objetivos de la Convención. Lo habitual es que, para cumplir con esta obligación, los Estados enumeren las medidas adoptadas antes y después de la adopción de la Convención, sin que ello refleje necesariamente la brecha existente entre la situación actual y los objetivos de la Convención. Para elaborar este documento orientativo, hemos adoptado el enfoque basado en formular preguntas/cuestiones que permitan la identificación de esas brechas o carencias, para aportar al Comité una visión complementaria sobre los desafíos pendientes.

A pesar del grado de detalle de las directrices para la presentación de informes adoptadas por el Comité de la CDPD, las preguntas y cuestiones formuladas en este documento pretenden ser las más pertinentes, con el fin de ayudar a los redactores del informe paralelo en la difícil tarea de elegir los elementos en los que centrar su atención. En todo caso, las cuestiones mencionadas en el presente documento orientativo deben interpretarse como una lista no exhaustiva de cuestiones, que podrá completarse, en su caso, con las que también se identifiquen en las directrices para la presentación de informes o se deriven de la aplicación de la CDPD.

Finalmente, esta sección también sugerirá, en su caso, otros mecanismos de derechos humanos de la ONU (más concretamente, otros órganos de tratados de derechos humanos y Procedimientos Especiales) en cuyos mandatos se incluyan las cuestiones concretas de las que trata esta sección. Los derechos de las personas con discapacidad no deben ser tenidos en cuenta únicamente por el Comité de la CDPD, sino también por todos los demás mecanismos de derechos humanos de la ONU. Esto es especialmente importante en el caso de las OPD de Estados que aún no han ratificado la CDPD, pero que han ratificado otros tratados de derechos humanos.

Disposiciones generales: Artículos 1-5, 8 y 9

Los artículos 1-9 son artículos generales que deben tenerse en cuenta al leer la totalidad de la Convención. Son artículos que están estrechamente interrelacionados, y que deben tenerse en cuenta al examinar los artículos específicos (10-30). Por lo tanto, se analizan conjuntamente en la presente sección. Los Artículos 6 y 7 se analizarán por separado, de acuerdo con las directrices para la presentación de informes desarrolladas por el Comité.

Legislación sobre no discriminación

La aplicación efectiva de la CDPD exige la adopción de una amplia legislación en materia de no discriminación, que cubra todos los ámbitos regulados por la CDPD. Los Estados Partes pueden hacerlo a través de una extensa legislación en materia de no discriminación que se refiera específicamente a la discapacidad, en el marco de una amplia legislación general en materia de no discriminación (que no se refiera específicamente a la discapacidad), o a través de disposiciones en materia de no discriminación incluidas en la correspondiente legislación sectorial (por ejemplo, relativa al empleo o a la educación), o de una combinación de las anteriores.

Deben tenerse en cuenta los aspectos siguientes:

La CDPD prohíbe todos los tipos de discriminación, ya sea directa, indirecta, sistémica o de otras clases. Además, la denegación de un ajuste razonable, a menos que imponga una carga desproporcionada, también constituye una forma de discriminación. La legislación tiene que prever expresamente una protección contra esta forma de discriminación. También debe incluirse en la legislación una definición amplia del concepto de “ajuste razonable”, así como una explicación sobre cómo se aplicará la cláusula de la carga desproporcionada.

La protección contra la discriminación por motivos de discapacidad no debe concederse únicamente a las personas cuya discapacidad haya sido declarada legalmente, sino que debe aplicarse a todas las situaciones en las que haya personas (con o sin discapacidad) que puedan ser discriminadas por motivos de discapacidad. No debe privilegiarse, por tanto, el enfoque funcional (grado de discapacidad), sino la interacción entre la discapacidad y las construcciones sociales. De este modo, quedarían cubiertas, entre otras, las personas percibidas como si fueran una persona con discapacidad, las que hubieran tenido una discapacidad en el pasado, y/o las que se asocien con una persona con discapacidad.

La protección contra la discriminación no se refiere únicamente a la discriminación ejercida por el Estado o por órganos públicos, ya que los Estados tienen la obligación de promulgar leyes que protejan contra la discriminación por motivos de discapacidad ejercida por personas físicas, empresas y otras organizaciones privadas.

El cumplimiento de esta legislación debe ser efectivo, por lo que exige la imposición de sanciones y la existencia de acciones concretas a disposición de las personas con discapacidad y de las OPD que las representen.

El apartado 4 del Artículo 5 permite a los Estados Partes promulgar o mantener medidas que aceleren la consecución de la igualdad “de facto” de las personas con discapacidad (acción afirmativa). Estas medidas deben ser plenamente coherentes con los derechos y principios instaurados en la CDPD. Así, por ejemplo, una medida que obligue a reservar determinados puestos de trabajo a personas con discapacidad no parece coherente con la CDPD, dado que no permitiría su desarrollo profesional.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Se protege a las personas con discapacidad contra la discriminación en todos los ámbitos de la vida?

  • ¿La protección contra la discriminación cubre la denegación de un ajuste razonable?

  • ¿La protección contra la discriminación por motivos de discapacidad se aplica únicamente a personas con discapacidad, o también prevé otras situaciones de discriminación por motivos de discapacidad?

  • ¿La protección contra la discriminación contempla la discriminación ejercida por personas físicas, empresas y otras organizaciones privadas?

  • ¿Existen sanciones contra quienes actúen de forma discriminatoria?

  • ¿Pueden las ONG actuar en nombre de personas con Discapacidad que denuncien que han sido víctimas de discriminación por motivos de discapacidad?

  • Si el Estado ha adoptado medidas de acción positiva en beneficio de las personas con discapacidad, ¿son tales medidas coherentes con la CDPD?

Revisión sistemática de la legislación existente

Debe realizarse una revisión sistemática de toda la legislación, para identificar ámbitos que no cumplan con lo dispuesto en la CDPD, tal y como establece el Artículo 4. No debe revisarse únicamente la legislación específica en materia de discapacidad, sino toda la legislación de ámbito general que corresponda, para evitar la existencia de legislaciones contradictorias e incoherentes. Esta revisión puede realizarse de forma comprehensiva (abarcando todos los artículos), artículo por artículo o por ámbitos.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Ha emprendido el Estado una revisión sistemática de la legislación específica en materia de discapacidad y de la legislación de ámbito general, para identificar posibles incumplimientos de la CDPD?
  • ¿El Estado ha modificado, o tiene la intención de modificar, toda la legislación que no cumpla con la CDPD? ¿Tales modificaciones se traducirían en un cumplimiento pleno de las obligaciones de la CDPD, o en un cumplimiento parcial de éstas, o supondrían un retroceso?


  • Si las modificaciones sólo permitiesen un cumplimiento parcial, ¿existe un plan creíble y válido para lograr el cumplimiento pleno?

  • ¿Han participado activamente en este proceso las OPD representativas?

Definición de discapacidad

La CDPD no ofrece una definición estricta de “discapacidad” ni de “persona con discapacidad”. No obstante, el Artículo 1 de la CDPD indica claramente que la CDPD será de aplicación, como mínimo, a las personas con deficiencias físicas, sensoriales, intelectuales o mentales. La referencia a deficiencias “mentales” incluye a personas con discapacidades psicosociales, pero también incluiría a personas con autismo, demencia y otros grupos. El término “a largo plazo” del Artículo 1 fue el resultado de un compromiso que se alcanzó para que algunos Estados aceptaran la inclusión de una lista. No obstante, los Estados son libres de emplear definiciones menos restrictivas. Los esfuerzos deben concentrarse en la interacción entre la persona y las barreras mentales y ambientales. Por consiguiente, deben evitarse las listas de afecciones médicas que pretendan definir los grupos que quedarán protegidos contra la discriminación.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Están amparadas por la correspondiente legislación de protección de los derechos de las personas con discapacidad todas las personas con deficiencias físicas, sensoriales, intelectuales o mentales/psicosociales?

  • ¿Están empleando los Estados un criterio “a largo plazo” al definir quiénes deben ser protegidos por la legislación y, en caso afirmativo, la aplicación de este criterio ha conllevado la exclusión de algunos colectivos de personas con discapacidad?
  • ¿La definición del Estado de discapacidad/personas con discapacidad refleja el modelo social de la discapacidad, refiriéndose a la interacción entre la deficiencia y el entorno, o se basa en afecciones médicas y en el grado de discapacidad, lo que remitiría a un modelo médico de la discapacidad?


  • ¿Contribuye la definición del Estado de discapacidad/personas con discapacidad a la exclusión o segregación de las personas con discapacidad, o incumple de otro modo las disposiciones de la CDPD?

Principios de la CDPD

El Artículo 3 de la CDPD establece los principios que inspiran la interpretación del tratado, que básicamente son el respeto de la autonomía individual, la no discriminación, la inclusión y participación, el respeto por la diferencia, la accesibilidad y la igualdad entre el hombre y la mujer.

Cuestión que hay que abordar:


  • ¿Se basa el Estado en los principios del Artículo 3 al aplicar la CDPD? ¿Existen casos en los que su aplicación infringe los principios del Artículo 3?

Aplicación progresiva de los derechos

De acuerdo con una doctrina aceptada en materia de derechos humanos, los derechos civiles y políticos son inmediatamente aplicables, mientras que los derechos económicos, sociales y culturales se aplican progresivamente. Esta distinción se basa en la idea de que el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales exige más recursos que el de los demás derechos.

Sin embargo, los derechos económicos, sociales y culturales no están íntegramente sujetos a una aplicación progresiva. Como lo indica claramente el Artículo 4 (2), pueden contener elementos de ambos tipos de derechos, por lo que algunos de sus elementos pueden ser inmediatamente aplicables. Por ejemplo, la protección contra la discriminación por motivos de discapacidad en el acceso a tales derechos es inmediatamente aplicable, lo que incluiría la denegación de un ajuste razonable como forma de discriminación.

La aplicación de los derechos civiles y políticos es inmediata, y no está sujeta a una realización progresiva.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Existen indicios que hagan suponer que el Estado aplicará algunos artículos progresivamente? En caso afirmativo, ¿quedará limitada la protección contra la discriminación por motivos de discapacidad?

  • ¿Se ofrece información sobre los plazos establecidos para la aplicación progresiva de estos derechos, y sobre los indicadores intermedios que permitirán supervisar los avances? ¿Hay plazos e indicadores intermedios reconocidos por ley?

  • ¿Se ofrece información sobre el presupuesto asignado a la aplicación progresiva de estos derechos?

Mayor nivel de protección

El Artículo 4 (4) permite a los Estados Partes facilitar un mayor nivel de protección de los derechos de las personas con discapacidad que el que se contempla en la CDPD. Sin embargo, ello podría llevar a adoptar o a mantener disposiciones que, de hecho, incumplan lo previsto en la Convención. Por lo tanto, corresponde a las OPD nacionales determinar si tales disposiciones son realmente más propicias para la realización de los derechos de las personas con discapacidad.

Cuestión que hay que abordar:


  • ¿Sostiene el Estado que algunas de las disposiciones nacionales son más beneficiosas para las personas con discapacidad que las disposiciones previstas en la CDPD? En caso afirmativo, ¿considera que esta apreciación es correcta, o que se basa en una comprensión incorrecta de la CDPD o de la disposición nacional?

Integración de los derechos de las personas con discapacidad

El Artículo 4 (1) (c) obliga a los Estados a tener en cuenta los derechos de las personas con discapacidad en todas sus políticas y programas.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Existe una obligación de consultar a las personas con discapacidad, a través de las organizaciones que las representan, sobre la legislación futura susceptible de afectar a las personas con discapacidad, para garantizar que cumpla con la CDPD?


  • Si el Estado dispone de un plan o estrategia general de derechos humanos, ¿se tiene en cuenta en dicho plan/estrategia a las personas con discapacidad?

Implicación de las organizaciones representativas de las personas con discapacidad

La implicación activa de las organizaciones que representan a las personas con discapacidad en las medidas adoptadas para aplicar la CDPD a escala nacional es una obligación expresamente prevista en la CDPD. Esta implicación puede adoptar distintas formas, dependiendo en cierta medida de las iniciativas concretas emprendidas por el Estado. En todo caso, la implicación debe ser significativa.

“Organizaciones representativas de las personas con discapacidad” significa todas las organizaciones que cumplen una función representativa, elegidas por su colectivo correspondiente, sin que el concepto implique la selección por autoridades gubernamentales de algunas organizaciones en lugar de otras para “representar” a la comunidad de las personas con discapacidad o a cualquier sector concreto.

Cuestiones que hay que abordar:



  • ¿El Estado ha implicado de forma adecuada y significativa a las organizaciones representativas de las personas con discapacidad en todas las etapas del proceso de aplicación de la CDPD?

  • ¿Se han tenido en cuenta las opiniones de las organizaciones representativas de las personas con discapacidad en las medidas adoptadas para aplicar la Convención?

  • ¿Los Estados han implicado a organizaciones representativas de distintos colectivos de personas con discapacidad, incluidos los que carecen de una organización representativa de ámbito nacional?

  • ¿Han sido consultadas las organizaciones representativas de las personas con discapacidad durante el proceso de redacción del informe del Estado?

Toma de conciencia

Uno de los requisitos previos más importantes para la correcta aplicación de la Convención consiste en garantizar que todas las partes interesadas, incluidas las personas con discapacidad, dispongan de información adecuada sobre los derechos derivados de la CDPD.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿El Estado ha llevado a cabo campañas de información dirigidas a personas con discapacidad, informándoles de sus derechos derivados de la CDPD?

  • ¿El Estado ha prestado su apoyo a OPD representativas para la puesta en marcha de campañas de sensibilización entre sus miembros y el gran público?

  • ¿El Estado ha desarrollado campañas de información general sobre la CDPD?

  • ¿El Estado ha emprendido acciones de toma de conciencia dirigidas a grupos específicos de la sociedad, como medios de comunicación, empleadores y profesionales de la salud y de la enseñanza?

  • En caso de que existan estas campañas, ¿han participado activamente en su diseño organizaciones representativas de las personas con discapacidad?

  • ¿Se ha traducido la CDPD a los idiomas locales que correspondan?

  • ¿Existen distintas versiones accesibles y disponibles de la Convención, lo que incluye versiones en lengua(s) de señas, Braille y lenguaje sencillo?

Accesibilidad

Garantizar la plena accesibilidad es, sin duda, un desafío enorme para todos los Estados, con independencia de su nivel de desarrollo económico. Se trata de una cuestión clave para todas las personas con discapacidad, y se le debe dar un enfoque global, para superar todas las barreras a la participación a las que se enfrentan las personas con discapacidad.

La legislación debe garantizar que todas las nuevas infraestructuras (edificios, transportes, información y comunicación) y los servicios que se abran al público o se ofrezcan al público cumplan con normas concretas en materia de accesibilidad. La eliminación de las barreras existentes exigirá tiempo y recursos, pero es importante que se establezcan plazos concretos y se asigne un presupuesto, a poder ser a través de un plan de accesibilidad nacional que sea incorporado a la legislación.

Cuestiones que hay que abordar:


  • ¿Existe una legislación en vigor que garantice que todas las nuevas infraestructuras y los nuevos servicios cumplirán con las normas aplicables en materia de accesibilidad?

  • ¿Existe un plan nacional de accesibilidad para eliminar todas las barreras existentes en un plazo de tiempo razonable?

  • En caso afirmativo, ¿cuenta este plan con una asignación presupuestaria adecuada y con puntos de referencia intermedios que permitan supervisar los avances, y se ha incorporado el plan a la legislación?

  • ¿Ha adoptado el Estado normas sobre accesibilidad aplicables (edificios, transportes, sitios web y comunicación, lo que incluye servicios profesionales de interpretación de la lengua de señas, dispositivos técnicos y otros equipos de apoyo a la comunicación, y otros modos, medios y formatos de comunicación aumentativos y alternativos)?

  • ¿El Estado hace mención de dichas normas en la legislación, para que sea obligatorio tomarlas como base y referencia de partida?

  • ¿Ha promovido y desarrollado el Estado una formación para intérpretes de la lengua de señas, y facilita el acceso de las personas sordas a los servicios de interpretación?

  • ¿Ha promovido el Estado la formación y la disponibilidad de expertos en dispositivos técnicos y otros equipos de apoyo a la comunicación, así como modos, medios y formatos de comunicación aumentativos y alternativos, como el subtitulado?

  • ¿Recurre el Estado a la legislación sobre contratación pública (compra de servicios o productos por autoridades públicas a través de licitaciones públicas) para promover el cumplimiento de las normas de accesibilidad, dándoles rango de obligación legal?




1   2   3   4   5   6   7   8


The database is protected by copyright ©hestories.info 2017
send message

    Main page